Mermaiding

Si bien los deportes son una práctica milenaria, nunca es tarde para incluir uno más a lista, durante los últimos años mermaiding ha aumentado considerablemente su popularidad, quien es casi tan peculiar como beneficioso.

La actividad proviene de países asiáticos, y su mayor auge se encuentra en China, pero pese a su interesante crecimiento, quizás se haga mundial en menos de lo que piensas.

En cuestión, la actividad es bastante similar al buceo a pulmón, es decir, que el individuo no utiliza tanques de oxígeno, pero en esta ocasión se le suma otro elemento, una cola de sirena. Otros países que lo practican e impulsan son Alemania y Filipinas, donde se han creado academias específicas para la enseñanza. 

Según muchas de ellas, se trata de nadar de forma similar a un pez, introduciendo ambas piernas en una aleta, y complementando esto con la acción combinada de los músculos para impulsarse hacia delante. Ahora bien, sus practicantes deben utilizar una monoaleta la cual se recubre de un traje de tela, para generar un aspecto más realista y similar a una cola de sirena.

Esta actividad se puede realizar en piscinas o bien en las costas, pues las prácticas son adaptables, algunas de ellas se basan solamente en la inducción al deporte, mermaiding con snorkel, buceo en nado de sirena y clases fitness. Si bien la natación es un deporte de alta competencia y exigencia física, esta práctica resulta un poco más recreativa.

Sin embargo, aunque parezca un tanto excéntrica ofrece beneficios físicos evidentes, especialmente en personas mayores a los 45 años, donde el continuo movimiento ondulatorio fortalece el cuerpo, sobre todo el área abdominal. 

El auge de las sirenas inició como un oficio para nadar en actuaciones y espectáculos, sin embargo la fascinación por estas criaturas mitológicas las ha llevado a ser un deporte, o al menos lo es para muchos.