El aluminio para la construcción

En los últimos  años, la ingeniería civil en el mundo ha girado la mirada en materia de construcción hacia los metales, y uno de ellos al que le han puesto mayor atención es el aluminio como herramienta a utilizar en estructuras y megaproyectos.

El aluminio es un material fuerte de gran durabilidad y resistente, características  que sin duda son un aporte para la rama de la construcción que año a año se reinventa en materiales y economía, sin dejar el norte de la calidad y funcionalidad.

El aluminio como herramienta estratégica para este ramo tan exigente y competitivo, presenta además un  bajo peso, convirtiéndolo en un insumo adecuado producto de sus numerosas aplicaciones dentro de la construcción.

Su maleabilidad lo hace ideal no solo como elemento para la construcción, sino que estas características le permite que sea usado en la fabricación de marcos, ventanas, puertas, rejas, aportando un elemento de estética buscado también por los expertos en el diseño tanto interno como externo.   

De este modo, el aluminio o sus estructuras cualquiera sea su dimensión, está cada vez haciendo acto de presencia en las casas de diseño de construcciones ambiciosas y por su economía, también es visto para las soluciones habitacionales en el mundo entero.

El aluminio como herramienta

Son muchas las cosas que hoy día se pueden elaborar teniendo al aluminio como base para tal fin, así pues cada vez observamos su utilización con mayor frecuencia.

El aluminio como fachada se puede en grandes edificios, cuyos diseñadores o arquitectos lo utilizan como aislante acústico e incluso para conservar la temperatura así como contribuir con la estética de la obra.

Otra utilidad tiene el aluminio que ver con la elaboración de las barandas, lo cual aporta un toque de distinción y elegancia a los espacios interiores de los edificios donde son aplicadas. Asimismo, es utilizado para los accesorios de las puertas de madera o vidrio templado y por supuesto su tradicional aplicación en las puertas de baño o ventanas tipo persianas.

La versatilidad del aluminio lo ha llevado a ser sustituto en materia de cercas o aislamientos, en ambos casos permite proteger el espacio cerrado, sino que es un conservador de la temperatura, generando una sensación térmica agradable.

Este tipo de cerramiento con aluminio se puede observar con mayor frecuencia en sitios de diversión como bares o restaurantes, cuyos dueños lo han colocado como ben sea como techos fijos o móviles, según sea la utilidad.

Otro elemento a tomar en consideración al usar el aluminio como herramienta para la construcción tiene que ver con su alta resistencia al fuego, característica que lo hace imposible de incendiar, aportando seguridad en alto grado.

Y finalmente el aluminio es un material que por su versatilidad es muy fácil de hacerle mantenimiento, no necesita una dedicación exclusiva en esa materia ni grandes cuidados por lo que lo convierte en una verdadera opción a la hora de construir.   

Es ideal para la elaboración de divisiones en oficinas, puede ser utilizado   como estructura auxiliar, para separar ambientes, sin romper con la estética del lugar, por el contrario hace ver el espacio más estilizado y armónico. Más información en: Metal Buildings Cost.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies