Le gusta estar solo

La gente que se decide por un trabajo independiente sabe lo difícil de tener la responsabilidad de las decisiones que tiene que tomar. Para trabajar sólo debe sentirse satisfecho, autónomo, tener el control de todo lo que hace y de lo que tiene en su entorno y sobre todo poder elegir libremente. Algúnos usan oficina para realizar su trabajo con más privacidad.

Otros prefieren trabajar en sus casas pero no tienen privacidad.  Ser su propio jefe exige organización, planificación, coordinación y administración de su trabajo, sus cuentas deben estar claras y al día, pagar sus impuestos, encargarse del papeleo y trámites relacionados con sus finanzas y aspectos legales.  Ser puntual en sus pagos a terceros, esto le da referencias crediticias.

También necesitará ocuparse de la facturación, pagos, compras, fletes de la administración general del negocio y mantener la tecnología que le permita comunicarse con el mundo exterior.  Sobre todo debe ser disciplinado, ser estricto consigo mismo, no dejar que los asuntos y entregas se salgan de sus manos y mantener un buen nombre ante los clientes y proveedores, resolver las solicitudes y cumplir con los compromisos para no tener consecuencias negativas.

La comunicación y registro de información son factores de gran importancia para el desarrollo y crecimiento del negocio, el cual debe contar con internet, para poder establecer los contactos y clientes que le ayuden en su trabajo. Las condiciones de trabajo deben estar acordes con la responsabilidad y el compromiso que se tiene con todo aquello que se decida hacer.

Una opción apropiada es una franquicia, si tiene como hacer una inversión, lo único malo es que va a tomar un negocio que ya existe, a parte de los trámites legales y administrativos que son estrictos y no le permite echarse para atrás en un momento dado, en el caso de que no se sienta a gusto con lo que hace, puede ser que pierda parte o toda la inversión que hizo.

Ahora si tiene claro cuales son los riesgos del negocio que está emprendiendo sale mal, es recomendable sacar un seguro de responsabilidad profesional, que proteja a quienes trabajan con asesorías, redacción, traducciones o servicios profesionales.

Tener una estructura de apoyo económico dentro de su familia, tener un seguro médico que le permita tener un respaldo en un momento dado y un plan de jubilación. Debe pensar seriamente en estos aspectos para la protección de la familia

Cumplir con sus obligaciones fiscales y contables y someterse a rendición de cuentas a sí mismo por aquello de quien no cuida lo que tiene a pedir se queda.  Es importante que se dé cuenta de que no tiene que formar una compañía o empresa cuando trabaja por su cuenta y es su propio jefe, pero si debe pagar sus impuestos y estar al día con todos sus pagos dentro de los plazos estipulados y tener en alto su propio nombre.  Asesórese al respecto en materia tributaria y mercantil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies